INICIO

¿Que más se puede pedir? Un precioso caserío, decorado con cariño y mucho mimo, con todas las comodidades del mejor hotel urbano. En un lugar donde gozar del canto de los pájaros mientras se contemplan las cercanas viñas de txakoli. Y a sólo 3 minutos de la autopista que une Bilbao con Madrid.

Ver protocolo por Covid19